Entrevista para Timejust: Poeta y activista queer

Txus García en una performance / Fuente: txusgarcía.com

La poeta y activista LGBTIQ+, Txus García, con dos libros en el mercado, desmonta algunos tópicos en materia de diversidad sexual.

María Jesús García Pascual (Txus) es una poeta, educadora sociocultural y rapsoda que realiza activismo LGBTIQ+. Sus puestas en escena basadas en textos propios o de otras autoras reivindican la diversidad sexual y lo queer. Nacida en Tarragona en 1974, acumula dos libros en el mercado: Este torcido amor y Poesía para niñas bien. Ha colaborado en diversas revistas como Píkara Magazine, medios de comunicación y antologías. Actualmente trabaja en un proyecto de la Generalitat de Cataluña“Xarxa Omnia” se trata de una iniciativa que establece puntos de conexión a Internet gratuitos para ciudadanos que carecen de una red Wi-Fi.


TJ: En tu web te defines como rapsoda de perfil performático , ¿qué engloba esta descripción?

Txus García: Más que una descripción, es mi forma de entender la poesía, cuyo cometido final es llegar a todas las personas y causarles un gran impacto en poco tiempo. Ese cometido lo tiene el rapsoda, que hereda directamente el arte de trovar, donde el juglar se entrega (performa) mediante el cuerpo y sus habilidades oratorias, facilitando la comprensión del texto a las personas que asisten a su exposición pública.

TJ: Te consideras también una persona queer. ¿Qué connotación le das exactamente a este término? 

TG: Queer es un término paraguas: recoge una gran diversidad de experiencias no binarias que cuestionan, modifican o transitan los géneros para definirse a nivel personal, estético, relacional, sexual, social o psicoafectivo. Lo queer también se apropia del término usado de manera peyorativa en el mundo anglosajón, en su significado de raro, torcido, extraño, marica. En mi caso concreto, elijo situarme aquí porque me impulsa a jugar libremente con la identidad, el género, según mis necesidades y situaciones vitales.

Página web de Txus García / Fuente: txusgarcia.com

TJ: En tu poesía además de humor y picardía, hay verdades y sobre todo realidades. ¿Qué te inspiró para escribir Poesía para niñas bien?

TG: La inspiración para mí no es algo aéreo o lleno de romanticismo. Hay un gran componente vivencial y de observación. Después, surge la tremenda necesidad de compartirme. Mi primer poemario obedece a un proceso vital de apertura a lo queer.

TJ: El tour de presentación se llama “Mira qué señora más rara mamá”. ¿De dónde surge el título?

TG: Enlazando con los procesos vitales que te comentaba, tras mi primer libro pasaron siete años. En ellos viví experiencias personales muy duras, lo que me condujo a una evolución de mis posicionamientos y modo de vida. La performance la he titulado así porque responde a la evolución de persona queer a señora rara. Una etiqueta que me cuelgo en este momento para denotar mi entrada en la madurez. Creo que todes somos señoras raras, desubicadas y frágiles pero con la fortaleza de alzar nuestra voz y mostrarnos como somos, desde la honestidad, el sentido del humor y la libertad.

“Mostrarse no significa ser valiente, sino tomar un derecho que muchas veces nos han negado”

Tarjeta publicitaria. Fuente: Txus García

Diversidad sexual

TJ: Hay una falta de educación en materia de diversidad sexual. ¿Cómo crees que se debería educar a los niños y niñas en la infancia sobre esto?

TG: La formación en interseccionalidad es fundamental para ofrecer a las personas valores, actitudes y herramientas para navegar la vida. Es la clave del empoderamiento y la supervivencia en una sociedad que avanza lentamente por culpa de las instituciones, la legislación y numerosas tradiciones que ahogan y maltratan la diversidad en todas sus formas. La educación afectivosexual y, sobretodo, el pensamiento crítico ante la desigualdad, el binarismo, la normatividad blanca cis hetero, la tiranía del cuerpo y el especismo es urgente.

TJ: El desconocimiento sobre la transexualidad parte del mismo término, ¿cuál es la diferencia entre transexual y transgénero?

TG: Creo que el desconocimiento no parte del término, sino de la despreocupación social y cultural por acercarse a la realidad trans*. El asterisco aquí indica otro término paraguas, que engloba la multiplicidad de opciones para interpretar y vivir el género (características asociadas al sexo de nacimiento), la identidad (deseo personal de expresión) y el cuerpo, sin atenerse a la imposición de normas socioculturales. Transgénero y transexual están bajo ese paraguas y la diferencia estriba en cómo se aborda personalmente el binarismo hombre/mujer.

Una persona transgénero desea atravesar su identidad y su expresión de género hacia otras, diferentes a las asignadas y no necesariamente binarias con infinidad de matices. En este caso la “travesía” puede ir en todos los sentidos y ser cambiante según el deseo individual. La persona transexual, en cambio, decide transitar además el sexo biológico y adecuarse (hormonal y/o quirúrgicamente o no) a su expresión e identidad de género. Las personas cisgénero, en cambio, han nacido con un sexo biológico concreto y adecuan su identidad y expresión al mismo. Añado además, que en ningún momento estamos hablando de orientación o deseo sexual (homosexual, bisexual, asexual…), ya que es independiente del género o de cómo se exprese.

TJ: La sociedad asume que nacemos “niño o niña” según nuestro sexo biológico, y ese constructo se ha normalizado. ¿Cómo se puede derribar?

TG: La educación y el conocimiento son fundamentales para derribar prejuicios, sobreentendidos, imposiciones y recortes de libertad. El papel de los medios de comunicación, que deberían estar formados y buscar asesoramiento a la hora de tratar noticias con componente de género y diversidad sexual, es muy importante. Los titulares despectivos hacia el colectivo LGBTQI+, la ausencia de rigor o el redactado tendencioso de contenidos de noticias y sucesos, a menudo contienen una falta de respeto escandalosa. Habría que revisar la ética profesional y los libros de estilo, la profesión periodística debe ser cada vez más consciente de su papel como generadora de opinión, creadora de consciencia y transmisora de realidades diversas. Y nuestras realidades no son anecdóticas, sino que su exposición negativa o descuidada afecta gravemente a las vidas de un enorme sector de la sociedad.

Txus García en uno de sus cursos sobre diversidad sexual / Fuente: página oficial de Txus García

TJ: En tu web hay un apartado de cursos y talleres tales como “Educación afectivosexual y diversidad LGBTQI+.” ¿Los impartes tú? ¿De qué tratan?

TG: La formación que imparto para entidades, centros educativos o colectivos adultos en estos temas, como te comentaba, parten de la necesidad de generar cambio, conciencia y espíritu crítico alrededor de estos temas. El contenido trata de cuestionar el sistema de opresión de la diversidad y generar debate mediante la empatía y el conocimiento de la realidad. Hace más de 20 años que utilizo diferentes técnicas (acompañamiento, dinámicas de grupo, teatro del oprimido, learning-by-doing) para lograr estos objetivos en todos los cursos y talleres que doy.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s