Fragilidad: reseña de Rosa Comes.

Por Rosa Comes, gestora cultural y poeta
Ya está, ya lo tenemos  aquí. Al fin Txus Garcia ha reunido en un libro su esencia poética, destilada, concentrada. Hace muchos años que escribe, que recita, que actúa arriba y abajo de los escenarios, que colecciona citaciones y citas, frases, palabras, conocimiento. Es la más hábil que conozco al usar los fragmentos literarios que recopila de otrxs autorxs y otras literaturas, de hacer asociaciones impensables con imágenes y de utilizar las redes sociales y el medio virtual como punto de encuentro, como espacio natural dónde hacer estas asociaciones locas y simbólicas. Nadie como ella se mueve por la realidad virtual con tanta destreza poética, con tanta comodidad, con tanta agilidad. Nadie como ella es tan flexible en la diversidad.
Y ahora ya podemos oir/sentir su propia voz, directa, en un volumen, en una caja explosiva: “Poesía para niñas bien (Tits in my bowl)”. Una telenovela, una biografía, un manifiesto.
El ritmo del libro es éste: confesiones directas, declaraciones, descubrimientos, afirmaciones, rabia y también amores frustrados, seducciones, desecantot amoroso, desprecio y amor completo y logrado. Una telenovela poética, en primera persona, que engancha desde el primer poema hasta el último, que no te deja parar y te obliga a leerte el libro de un tirón. Creo que nunca me había pasado esto con un libro de poemas, sentir esta inquietud para saber el final de la historia.
Pero el volumen, como decía, no sólo se puede definir así: también es un manifiesto. Es un joyero lleno de declaraciones de principios.
Una bomba bien trabada y perfectamente estructurada que hace ostentación de la diferencia, que se recrea, con incontinencia, en el manierismo de la ambigüedad, en el rojo del cabaret, en la pluma y el rímel abundante. Txus Garcia, aquí, no tiene pelos en la lengua y se sobreexpone verbalmente, con chulería, se impone en la defensa del transgénero hasta amenazar a aquellos que quieran obviar la naturalidad, la realidad del ser humano, los intransigentes e ignorantes. Y los advierte, los atemoriza y les dice que ella no tiene miedo.

Con todo, para mí, la grandeza de “Poesía para niñas bien” es la combinación de todo esto que he dicho y de otra virtud, que hace de Txus y de su obra un hecho excepcional: la capacidad de conjugar con una coherencia envidiable, con una alternancia magistral, escénica, la interpelación directa, la palabra agresiva, la provocación, la narrativa suave y la actitud seductora, sexual, con la ternura, la tristeza, la introspección y el miedo. Y esto, para mí es su punto genial; porque es así, con esta destreza que tiene para moverse en la diversidad y de colocar las inflexiones en los momentos adecuados, como se nos manifiesta la interpretación y la duda, la máscara y la inmensa fragilidad que esconde detrás.
Y es así como aflora una lección extremadamente coherente, simple y verdadera: que la fragilidad nos define desde la raíz, nos une a todos, todos la bailamos y nos iguala. Más allá de las diferencias aparentes, que algunos seres situados todavía en un estadio evolutivo anterior, quieran convertir en una autoafirmación excluyente y discriminatoria.

Vídeo realizado por el actor y director Oriol Grau para la presentación de “Poesía para niñas bien” en Tarragona. Subtitulado en castellano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s