Placer: reseña de Alicia García Núñez.

David Serra Martin_Capsa Ambulant artistes
Una reseña de Alicia García Núñez

 

Txus Garcia acaba de publicar su primer poemario con Cangrejo Pistolero Ediciones. “Poesía obrera, bollera y banal” es como ya se ha definido. Es Cisco Bellabestia quien la ilustra y deconstruye en forma de collages mejor que bien.

(…) He querido escribirle algo que describa lo enganchada que me tiene a su poesía (…). Pero cuando algo me importa, me gusta, me merece la pena, salta el bloqueo -algo similar a un miedo atroz escénico no tratado en consulta, a no llegar a decir lo que de verdad quiero decir, quizás sea eso-.

(…) Poesía para niñas bien es una bomba estallándote en la cara, es la poesía del fracaso contado más tierna que he leído jamás. Es el éxito de ser, y dejar ser, de ver en la pluralidad belleza, de la conquista. Es poesía queer, muy bollo (The camionero who lives inside me dice / que adora tus tetas, cómo se mueven…), es dura porque tiene que serlo, es dura como lo han sido con ella (Ahora me queda disimular, / apretar fuerte los ojos, / esperar a que pase el rato de las lentas / que está durando demasiados años). Es clara, tan clara que incluso a mí me saca los colores. Y cómo me gusta que me los saque, que se meta dentro, Alexbohesin remisión. La tengo en cada poro, a ras de piel, en cada mililitro de sangre corriéndome alterada, conquistándome en cada quiebro.

No soy de las que releen poemarios, suelo leer tranquila, con pasar una vez me basta. Con Txus no, ella me falta más. Dos lecturas y estoy segura de que habrá una tercera, una cuarta, una quinta… (caso totalmente excepcional). Tendré que reprimirme, espaciarme como lo hago, para sacarle todo el jugo en cada parada de metro poético. No he querido ni tomar una sola nota en él, reservo el momento también, la preservo para ensuciarla como es debido.

Es un animal de ternura, se le ve en los ojos y en cada gesto.

Poesía para niñas bien es poesía para levantarle la falda a Sonia cuando eres niña; el poemario que siempre quise escribir sobre la infancia, sobre mi vida, sobre ser lo que crees ser cuando crees que no lo es nadie, sobre mis técnicas de seducción que no se pueden llamar así; es poesía de la belleza (el poema La belleza / no era Stendhal me mata de amor); es cogerla y no soltarla.

Lo que siempre quise decir del perfume como feromona de perdición.

Es leer cómo jura sobre el nombre de Gloria Fuertes y le ofrecería cada parte de mi alma para que jugara a descomponerla, y a poetizarla.

::::

Comprénselo, anda: no habrá arrepentimiento posible.

Sólo placer subversivo, sexo, dolor y diversión.

Te conquista de un modo inconsciente, primario;

perfectamente elaborado, sí.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s